sábado, 8 de agosto de 2009

Santo Domingo de Guzmán y la Revelación del Rosario

Santo Domingo de Guzmán,(Fundador de los Predicadores)
Nació en Caleruega, perteneciente a la diócesis de Osma (Soira) en el año de 1170. Sus padres se llamaban Félix y Juana. Cuenta la tradición que la madrina que le sacó de la pila del bautismo, creyó ver en su frente una estrella muy brillante que proyectaba su claridad por todos los países de la tierra. Domingo sería una luz que iluminaría toda la cristiandad.Sus padres le enviaron de niño a estudiar a Palencia, donde cursó estudios de teología. su fama de buen predicador hizo que el obispo de Osma le nombrara canónigo regular de la catedral, llegando a ser muy pronto subprior del cabildo. Es aquí donde Domingo empieza su ardua tarea para combatir la herejía albijense y para ello reúne a un grupo de 16 compañeros, fundando la Orden de Predicadores. asumiendo la Regla de San Agustín y consagrándose por entero a la predicación. En el año 1216 es aprobada la Orden de los Predicadores por el Papa Honorio.Cuenta la tradicción que estando Santo Domingo en Roma orando en la iglesia de San Pedro, se acercaron a él los apóstoles Pedro y Pablo. Pedro le entregó un báculo y Pablo un libro. Los dos apóstoles le dijeron: "Ve por el mundo y predica, porque has sido elegido por Dios para ejercer este misterio". Después de esta visión, Santo Domingo regresó a Tolosa y mandó asus religiosos a París, Boloniaa y por toda España.Cuenta la tradicción, que un día estaba Santo Domingo en Roma pidiendo al Papa que aprobase la fundación de su Orden, tuvo un éxtasis. Vió a Crito suspendido en el aire y en actitud de arrojar sobre el mundo tres lanzas que tenía en su mano debido a la corrupción que reinaba en la tierra. La Virgen viendo a su Hijo le dijo: "¡Hijo mío! ¿qué vas a hacer?. Ten compasión de la humanidad. Voy a proporcionarte dos siervos fieles que lucharán para someter el mundo a tu voluntad." Cristo contestó a su Madre:"Quisisera que me presentaras a esos dos hombres". La Virgen presentó a Sonto Domingo y a San Francisco a su Hijo. Cristo entonces dijo:"En efecto, estos son verdaderos siervos míos. Estoy seguro que pondrán gran empeño en hacer lo que has dicho Madre." AL día siguiente, después de la visión, estnado Santo Domingo en la iglesia de Roma, coincidió con San Francisco en la misa. Los dos se abrazaron y besaron y Santo Domingo le dijo:"Tú eres mi compañero; conmigo recorerás el mundo. Establezcamos entre nosotros un compromiso de colaboración. Seamos fieles a Cristo y no habrá adversario que pueda vencernos."Murió en Bolonia el día 6 de agosto de 1221. Su fiesta se celebra el 8 de agosto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada